La ansiedad aparece sin darnos cuenta y nos desborda.

Actualizado: ago 19

He dedicado ya varias notas y espacios virtuales a hablar de la ansiedad como condición clínica y como experiencia biológica y emocional propia de nuestra condición humana y social. Estoy muy agradecida por la cantidad de mujeres (y hombres en el último tiempo) que me escriben con dudas acerca de cómo lograr una gestión y vivencia emocional efectiva lejos de las generalizadas modas de felicidad, éxito, mentorías o consejerías que prometen en un par de sesiones revolucionar tu ser.


Aclaro que defiendo y promuevo el derecho a recurrir a diversos medios de autoconocimiento, sanación y bienestar emocional (yo misma he transitado por herramientas de muchas clases); sin embargo reitero que la salud mental, los trastornos emocionales, las dificultades en autoconcepto, autoestima y procesos mentales, se deben tratar únicamente en equipos interdisciplinares en salud mental.


En los procesos de consulta individual he atendido a muchas mujeres que han experimentado episodios intensos de ansiedad en diversas situaciones. Para la mayoría de ellas, esos episodios han estado acompañados de síntomas físicos y emocionales que han dejado huella en su pensamiento, relaciones y resultados de vida.


Detrás de la aparición de episodios crónicos de ansiedad, hay historias de abandono, necesidad de aprobación, miedo, dolor, ausencia, rabia, desconfianza y distorsión del autoconcepto.


De acuerdo con diversos estudios, las mujeres somos más propensas a padecer trastornos de ansiedad por algunas causas como:


  • Estrés

  • Responsabilidad

  • Perfeccionismo

  • Inseguridad

  • Desequilibrio emocional

  • Acumulación de situaciones adversas



Hoy te traigo algunas recomendaciones naturales que pueden ayudar a relajar tu sistema nervioso, y así bajar los niveles de ansiedad:


Valeriana


La valeriana es inductora del sueño (a dosis elevadas ejerce efecto hipnótico), ansiolítica, espasmolítica y relajante muscular, esto hace que esté especialmente indicada cuando hay dolor o contracturas musculares. Una de las interacciones importantes de la valeriana es su efecto potenciador de las benzodiazepinas. Algunos autores la incluyen por eso en los programas de deshabituación de las benzodiacepinas en dosis decrecientes.


Pasiflora


La pasiflora, además de ser ansiolítica y espasmolítica, tiene un efecto prolongador del sueño y mejora el descanso nocturno.


Amapola de California


La amapola de California no sólo tiene acción sedante sino que mejora la calidad del sueño. Asimismo, tiene un efecto ligeramente ansiolítico y espasmolítico.


Espino blanco


Está indicado especialmente para casos en que el nerviosismo aparece con palpitaciones y despertares nocturnos, hay que tener cuidado con ella si se toma digoxina puesto que ejerce una acción reguladora del ritmo cardíaco por vasodilatación de las arterias coronarias.


Lúpulo


El lúpulo posee acción sedante, ansiolítica e inductora del sueño. Está especialmente indicado en los trastornos emotivos de la menopausia por su acción fitoestrogénica. Es la planta de elección cuando hay despertares nocturnos en la menopausia.


Melisa


La melisa induce y mejora la calidad del sueño y del descanso nocturno. Es además espasmolítica y digestiva y es también muy útil cuando el sueño es de mala calidad.


Manzanilla


La manzanilla tiene acción sedante, espasmolítica y digestiva. Se suele utilizar como calmante en niños pequeños y lactantes.


Plus: No olvides tomar también como rutina:


  • Psicoterapia

  • Kit de: 10 canciones que me salvan, frutas cítricas, notas de agradecimiento, pedir ayuda, mantras en la casa, una oración, plantas, colores verde y violeta

  • Altares o símbolos

  • Replantear estereotipos y fórmulas generalizadas de éxito, belleza o felicidad

  • No creer todo lo que piensas

  • Respiración diafragmática

  • Psiquiatría

Te abrazo y espero en Psicoterapia,


Carolina Leguizamón M. Psicoterapeuta.

ELLA MIGRA MARCA REGISTRADA

  • Facebook
  • Instagram