Detox Emocional: Las claves previas.

Actualizado: ago 18


Se habla tanto de desintoxicarse, se dan tantas recetas, desde jugos hasta pasos para entrenar la mente, desde lecturas de tarot hasta rituales chamánicos. Lo cierto es que no hay un sólo camino, sino tantos caminos posibles como seres que respiran, entonces calcula la cantidad de fórmulas que existen para acercarnos a nuestra real esencia y sanación.


En momentos de cierre de año y apertura, afloran los tips y las estrategias para limpiar el cuerpo y mantenernos alineados con nuestra visión; y yo por supuesto celebro todo esto, yo sigo mis propias intuiciones y marco mis propios rituales, porque sanar es ritualizar la vida; sin embargo, ante todo el movimiento de información, ante todo el ego del mundo, ante el caos social y político que nos trasciende, te invito a conectar con la agudeza de tu espíritu.


Piensa por un momento: ¿por qué muchos de los grandes revolucionarios sociales y de conocimiento del mundo han decidido asumir el silencio como meditación o encerrarse en sus laboratorios o salones de reunión a maquinar lo impensable de la mano de otros revolucionarios o soñadores? Las cajas vacías hacen mucho ruido decía mi abuelo. Es decir: el tiempo, la prudencia, la acción comprometida, la evaluación interna y el discernimiento desde donde estamos, es lo que marca la diferencia.


Detox emocional es cuidar el cuerpo como templo del espíritu y cultivar el espíritu como la consciencia que nos permite transformar, empoderar y transmutar hasta la sanación y la abundancia en nuestra vida, nuestras relaciones y nuestras metas.

Para 2020 lanzaré un reto de Détox Emocional para empezar en plena consciencia personal y relacional una nueva década, mientras tanto te cuento algunas ideas para entender lo que implica desintoxicarse emocionalmente:



1. Háblale a la vida como quisieras ser tratada: Todos los sonidos del mundo, incluso los más estruendosos son una sinfonía del universo, como es afuera es adentro. Así que háblale a tu cuerpo desde el romance que quieres en tu vida, aliméntalo desde la consciencia de lo que necesita para mantener el oxígeno circulando, no lo presiones para tener medidas o formas puntuales, solo inspíralo para que tome lo que le sirve y deje ir amablemente lo que lo carga.


2. Ser espiritual es ser humano: Es la flor y el aroma, la naranja y su sabor, la geometría y la sutileza, la genética y la neuroquímica. Sanar es que el daño que fue o que es, no controla nuestra vida; entonces no actuamos desde el dolor, no queremos ni odiamos, fluimos, y vivimos nuestras relaciones como respiramos TOMANDO Y SOLTANDO.


3. Si caminas tienes que asumir los retos: A veces pretendemos salir de la vida invictxs, sin rasguño ni incomodidad. Hay que caminar hasta que la suela de los zapatos se gaste. En muchos entrenamientos te dirán mantente positiva y ten clara tu visión, y lo cierto es que muchas personas no saben cómo alcanzar ni muchos menos hacer sostenibles ambas partes. Para empezar, te pido amorosamente que te expongas, que te vuelvas dueña de las consecuencias de tus decisiones, que vivas como si fuera tu último día, que recuerdes que lo que buscas retener (emociones, relaciones, personas, objetos, bienes, ideas, justificaciones, perspectivas del mundo, posiciones) buscará irremediablemente la manera de soltarse. No olvides que cambiamos todo el tiempo, la naturaleza y sus estaciones, la vida y la muerte.


4. Caminar descalzo por la vida es caminar desnudo: Y hay muy pocas personas tan integras. Imagínate entonces decir "no me las sé todas", esto es, hacerlo por ti, es entender que eres sexual, emocional, biológica, hormonal, psicológica, cognición, pensamiento y relación entonces ponte el propósito de tratarte como tal y de no forzarte a encajar en nada o pretender que todo lo sanas y lo sanarás cambiando una de esas dimensiones. Sanar es integrarlas.


5. Pide perdón por lo que paso, por lo que hiciste, por lo que permitiste. Agradece la historia que te ha hecho quién eres y honra quienes hicieron parte de ella. Cada quien actúa desde el nivel de consciencia que cultiva, no te castigues entonces por lo que pasó u otros hicieron o por si estás repitiendo patrones en tu vida; al contrario celebra tu toma de consciencia y sigue....sigue CONFIANDO Y EN ESPERANZA, que la humanidad y el espíritu saben cuál es el camino del retorno hacia la justicia y el equilibrio, sólo hay que callar el ruido que nos aleja de eso y actuar en servicio y cuidado al mundo y a uno mismo.


Te abrazo y estoy para ti como psicoterapeuta y alma,


Carolina Leguizamón.

ELLA MIGRA MARCA REGISTRADA

  • Facebook
  • Instagram