top of page

11 ejercicios para momentos depresivos.

La Depresión es mucho más que sentirse triste. Es una condición compleja que hace que las emociones, la mente y el cuerpo pierdan energía, foco, deseo, orientación. Cambia y modifica nuestra percepción del mundo y se soporta en una neuroquímica compleja que requiere ser tratada.

Hoy te sugiero algunas sencillas y cotidianas actividades si sabes que estás transitando por momentos depresivos y quieres mover la energía mental:


  1. Escucha un podcast de salud mental. Son muy útiles para aprender sobre cómo lidiar las emociones o un malestar emocional.

  2. Dedica un tiempo a tu espacio en casa, no solo se refieren a organizar y limpiar, sino a decorar o cambiar el diseño.

  3. Mueve el cuerpo. Sal a ejercitarte, a caminar, correr, saltar, bailar o montar bicicleta. Encontrar una actividad de movimiento que realmente disfrutes es una excelente pieza de un conjunto de herramientas de autocuidado.

  4. Intenta meditar, así nunca lo hayas hecho antes. Esta práctica gira en atraer la atención al momento presente. Las investigaciones muestran que puede ser útil para combatir la ansiedad, la depresión e incluso el dolor crónico. Hay meditaciones guiadas que pueden ayudarte, en caso de que no sepas por dónde comenzar.

  5. Si no te gusta meditar, pero buscas ese efecto, intenta hacer nudos. Es una forma activa de enfocar tu mente, te da algo en lo que poner toda tu atención y te permite notar tus pensamientos extraños cuando surgen.

  6. Sigue un video de respiración guiada para controlar la ansiedad o el estrés. Los beneficios están probados por la ciencia: al disminuir la velocidad de la respiración, puede cambiar toda la respuesta del sistema nervioso parasimpático de tu cuerpo.

  7. Báñate. Es un consejo de relajación común que, si bien no solucionará todos los problemas, puede ayudar un poco para reducir la velocidad de los pensamientos y el ajetreo diario. Cambiando la temperatura de nuestro cuerpo, podemos disminuir rápidamente la intensidad de una emoción. Sumerge la cara en agua fría (no menos de 50 grados) y aguanta la respiración. Intente mantenerla entre 30 y 60 segundos. (No intentes esta habilidad si tienes problemas cardíacos) Si no te resulta factible, prueba a ponerte una bolsa de hielo en la cara alrededor de los ojos y las mejillas.

  8. Desactiva las notificaciones de tus redes. Si alguien busca tener una relación sana con las redes sociales, debe hacerlo. A veces, usamos los comentarios y los 'likes' como medidores y según eso nos sentimos bien o no, y así no debería ser. Desactivar esas notificaciones puede ayudarte a interactuar con tus aplicaciones de manera más consciente, revisándolas cuando lo desees, y no porque estés ansioso por el juicio de los demás.

  9. Crea una nueva lista de reproducción para mejorar tu estado de ánimo y reflexionar. La música está cargada de emoción y una nueva ‘playlist’ es una excelente manera de reflexionar sobre cómo te sientes, distraer tu mente y bajar un poco la intensidad de tus emociones.

  10. Si tienes insomnio, no luches, solo relájate. Tómate unos minutos y escucha tu cuerpo. Haz algo relajante como leer o colorear durante 10 o 20 minutos, luego de eso, vuelve a intentar dormir.

  11. Cambia tus sábanas, abre las ventanas, conéctate con momentos de placer seguro con tu cuerpo, come un verdadero desayuno o lee un cuento de infancia. Cualquiera de estas acciones permitirá que cambies el enfoque mental, permitiéndote abrir paso a otras emociones.

¿Ya viste la NUEVA PROGRAMACIÓN DE EVENTOS? RESERVA YA en nuestros Psicoprogramas.


¿Viste los últimos videos? Descúbrelos aquí.


Psicoterapeuta

bottom of page