Sugerencias para enriquecer una Maternidad consciente.

Sea que estés embarazada o no, a nuestro alrededor hay siempre una mujer en proceso de gestación que podemos acompañar y escuchar de manera empática. Venimos todos y todas también de ese proceso de explosión creativa que fue fundamental en nuestra primera experiencia sobre el vínculo, la confianza y la seguridad en nosotros mismos y el mundo.

Acompañar y pensar los procesos de gestación en el mundo, es dotar de amor y vínculos seguros a la humanidad entera pues nos abre la puerta al primer canal de encuentro de un ser humano con el mundo; ya conocerás los impactos neuropsicológicos, emocionales, biológicos y sociales de un proceso de gestación adecuado o no, por lo cual “maternar” en tribu se vuelve fundamental para sanar nuestros propios procesos de vínculo más allá de que seamos o no madres o vivamos o no en pareja o familia.


Ya escribí una primera nota sobre este tema y en esta quiero compartir algunos recursos adicionales.


Vivir conscientemente es tendencia ya que implica vivir cada experiencia en atención plena, viviendo enfocado en el momento y en el lugar, aquí y ahora, estando presente. De igual forma sucede al vivir un embarazo consciente, y sólo es necesaria la predisposición para hacerlo, información y más información.


La maternidad consciente es tratar de conocerse a sí misma, en esta circunstancia. Pero además de hacer este trabajo de introspección, otro importante foco de la vida consciente es la información para conocer las alternativas que existen y de esta forma tomar siempre decisiones informadas.


En el embarazo, suceden muchos cambios, no sólo en el cuerpo de la embarazada sino en sus relaciones con los demás, y en su vida, incluso, es un reflejo del estado social, económico y político de los diversos grupos humanos. Muchos de esos cambios serán objeto de la plena observación durante un embarazo consciente, pero muchos otros serán producto de las decisiones informadas, como la alimentación durante el embarazo, las preferencias para el parto o, más adelante el tipo de crianza que más se ajusta a la familia.



Algunos libros para abordar reflexiones en torno a una maternidad segura son:


1. La maternidad y el encuentro con la propia sombra. De Laura Gutman.

2. Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer. De Christiane Northrup.

3. El bebé es un mamífero. De Michel Odent.

4. Un regalo para toda la vida. De Carlos González.

5. Pariremos con placer. De Casilda Rodrigañez.

Para parir con placer, hemos de empezar por explicar a nuestras hijas que tienen útero, que cuando se llenan de emoción y de amor, palpita con placer. Hemos de re-conquistar nuestros cuerpos y re-aprender a mecer nuestro útero, a conectar sus inervaciones voluntarias con las involuntarias; sentir su latido y acompasarlo con todo nuestro cuerpo…Las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas. De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre…- Casilda Rodrigañez