top of page

Solsticio de Invierno y Verano

La palabra solsticio quiere decir “el sol se para”. Estos eventos son una pausa, una oportunidad para reflexionar, evaluar y ver donde queremos ir. Son un momento para expresar nuestros deseos e intenciones, asimilar nuestros aprendizajes, y sentir nuestra conexión con el ciclo de la tierra y el sol.


Hoy tienen lugar estos solsticios en el hemisferio norte y sur. Yo lo estoy viviendo en el frío, asumiendo decisiones profundas, parándome delante del miedo para abrazar lo que se viene y esperando con fuerza y esperanza las cosas poderosas que se pueden abrir para mí y para la humanidad si trabajamos con coherencia, apertura, vulnerabilidad e inteligencia. Si miras lo que esta pasando hoy en tu vida y el mundo, verás que un día como hoy deberías liberarte del juicio, el pensamiento catastrófico o el pensamiento fantasioso que quiere verte vivir siempre "bien"; pues hoy en el mundo la fuerza del sol se toma grandes territorios y la profundidad de la oscuridad invita a guardarse y mirar hacia dentro.


El Solsticio de Invierno, la noche más larga del año, nos recuerda que de la oscuridad nace lo nuevo, y que un periodo de descanso y renovación es esencial en el ciclo de la vida. El Solsticio de Verano, en cambio, el día más largo del año, ilumina todo nuestro potencial y singularidad, y nuestra capacidad de amar y conectar en comunidad.



Ella Migra

Tanto los solsticios como los equinoccios son una oportunidad potente para unir nuestros ciclos interiores con los ciclos exteriores, y así fortalecer nuestro camino en la vida. Cuando creamos un momento de pausa alrededor de los solsticios (y los equinoccios), y somos conscientes de lo que estamos dejando atrás y hacia donde queremos ir, nos abrimos a entender que la única manera de combatir el miedo es reconocernos vulnerables y en ello, abrazar y cultivar relaciones y prácticas de vida que nos acojan con dulzura, justicia y responsabilidad afectiva.


Justamente con esta intención, te comparto que este año ha estado atravesado por muchas aperturas, retos, sentires, cierres y pruebas de aceptación para mí; en todo ello, agradezco profundamente las más de mil personas que alcanzamos con nuestros eventos virtuales y un par presenciales, así como agradezco cada consultante con quien sigo creciendo y seguimos construyendo procesos de consciencia y bienestar emocional. Y claro, agradezco al amor de mi vida por acompañarme y a las personas que apoyan nuestra causa en Ella Migra.


Así mismo, un día como hoy te comparto algunas preguntas inspiradoras esenciales a formularte hoy:


* ¿Qué quieres agradecer y celebrar con este solsticio?

*¿Qué quieres dejar ir antes de pasar a este nuevo ciclo solar?

*¿Qué aprendizaje o herramienta emocional quieres anclar en ti?

*¿A qué te abres para esta nueva estación, nuevo ciclo?