top of page

Aquí y ahora: cómo vivir en tu presente

Actualizado: 28 oct 2021

¿Dónde estás cuando no estás?

¿Qué crees que pasa cuando solo está tu cuerpo en el presente?

¿Quién va a devolverte el tiempo que no estuviste en el aquí y el ahora?


Hagamos una pequeña autoevaluación:


¿Te cuesta mantener la atención en una sola tarea, viviendo predominantemente en formato multitarea ?

¿Tienes la sensación de estar perdiéndote el día a día de alguna manera?

¿Te resulta complicado sentarte sin ninguna finalidad?

Mientras realizas una actividad, ¿sueles estar pensando en la que viene a continuación?

¿Te descubres a ti misma con frecuencia fuera del momento y tienes que obligarte a volver de vez en cuando?

¿Te provoca ansiedad anticipar situaciones futuras que después ni siquiera llegan?

¿Crees que le das muchas vueltas a lo que ocurrió en el pasado, repasando una y otra vez las escenas vividas?

¿Ves algunas fotos tuyas y te cuesta reconocer el momento, como si no hubieras sido plenamente consciente en aquel entonces?


Algunas claves para estar más en el aquí y el ahora


1. Observa tu pensamiento

Hay una obsesión en el último tiempo, porque las personas vivan en felicidad suprema (vista como comodidad), y eso por supuesto, es un anhelo ambicioso; sin embargo, no es un anhelo que permita cultivar la consciencia plena ni que permita ampliar el pensamiento y la creatividad. Las teorías del aprendizaje y una experiencia tan cotidiana como observar los niños pequeños a nuestro alrededor, nos enseña que es a través del reto, de la incomodidad, del desajuste y de experiencias fuertes y confrontativas, que aprendemos.


Así que es importante que reconozcas experiencias emocionales diversas porque es la única manera de desarrollar habilidades de empatía hacia ti misma y hacia los demás; así como es importante volverse una auto-observadora del propio pensamiento, dado que solemos identificarlos con él sin entender que es la herramienta neuronal, trascendente y vital para percibir el mundo y que esta sesgado según la propia experiencia y lugar del observar.


2. Regresa

Cuando te sorprendas a ti misma rumiando en el pasado, piensa realmente lo que estás dejando de vivir en ese instante por retrotraerte a algo que ya no está y que no se puede modificar. Vuelve a ti y hazlo con la compañía de manos profesionales como psicoterapeutas y expertos en salud mental y bienestar emocional.


<