top of page

¿Hay alguna diferencia entre ansiedad y fobia?

Según informes de seguimiento global dados por la OMS, la ansiedad y las fobias logran afectar a una de cada diez personas a lo largo de sus vidas.


La ansiedad es una experiencia emocional y cognitiva común que incluye reacciones físicas de escape, huida o confrontamiento y que experimentamos cuando nos enfrentamos a situaciones de alta dificultad, amenazantes o peligrosas; sin embargo, es importante darle un manejo adecuado y saber reaccionar ante dichas sensaciones.


La ansiedad se logra identificar en mente y cuerpo, ya que la persona que presenta ansiedad tiene preocupación constante, se siente cansada, muy irritable y presenta dificultad para concentrarse o desarrollar sus actividades cotidianas. En su cuerpo hay elevación en su pulsaciones, respiración profunda o acelerada, dolores y, en algunos casos, indigestión.

Cuando una persona es diagnosticada con ansiedad puede llegar a pensar que estos síntomas son consecuencia de alguna enfermedad grave lo que detona pensamientos catastróficos e inclusive que los síntomas empeoren.

Por otra lado, encontramos el pánico, que es un aumento de ansiedad notorio y se genera como respuesta a querer salir de alguna situación incómoda e inesperada. Seguro habrás escuchado el llamado "trastorno de pánico", el cual es un tipo de trastorno de ansiedad. Causa ataques con una alta angustia, que son sensaciones repentinas de terror sin un peligro aparente. La persona puede sentir como si estuviera perdiendo el control.


El pánico se experimenta por medio de un temor y pérdida de control. Se presenta respiración rápida, sudoración excesiva y un deseo de salir de la situación lo antes posible.


Finalmente, la fobia es un temor a determinada situación que no es peligrosa y que solo para quien la experimenta resulta ser incómoda o intimidante. Se presenta en situaciones puntuales, por ejemplo, si es una zoofobia (fobia a los animales), la persona siente mucha ansiedad cuando está en presencia de dicho animal.


Hay una respuesta que presentan las personas que tienen alguna fobia y es evitar a toda costa dicha situación con el fin no tener que sentir las reacciones antes mencionadas. A pesar de que se identifique que no hay un peligro al estar en contacto con este animal, por ejemplo, el sentimiento de temor y ansiedad persiste, por ello, es importante dar manejo por medio de la psicoterapia para brindar diferentes herramientas que permitan manejar la fobia.


¿Ya viste la NUEVA PROGRAMACIÓN DE EVENTOS? RESERVA YA en nuestros Psicoprogramas.


¿Viste los últimos videos? Descúbrelos aquí.


Psicoterapeuta

Comments


bottom of page