top of page

¿Es esto lo que estabas buscando?

124 elementos encontrados para ""

Entradas del blog (82)

  • Diferencia entre ansiedad, miedo o angustia.

    Es común que escuches decir que la Ansiedad es un profundo miedo del futuro. Se resume la comprensión de la ansiedad y de fobias derivadas de ella, a "sentir miedo" y de ahí pareciera muy fácil liberarse. Pero para quienes hemos vivido condiciones de ansiedad límite en donde nos paralizamos, no dormimos, huímos y pareciera que el cuerpo y la mente escapan de nuestro control, sabemos que no es así de sencillo y es más que miedo, es realmente un cóctel de sensaciones y experiencias psicofísicas sucediendo a la vez sin seguir nuestro mando. Así se olvida que el miedo es una percepción que desencadena una emoción que, a su vez, genera una reacción fisiológica. La ansiedad es sólo el efecto psicofisiológico de esta percepción-emoción. No sólo esto sino que, a menudo, no se tiene en cuenta que la ansiedad, como activación del organismo, hasta un cierto nivel, permite que éste haga frente al miedo. Sólo más allá del nivel de umbral, que es distinto para cada persona, éste se transforma en pérdida de control de las propias reacciones y puede conducir al pánico. Por consiguiente, la ansiedad es una reacción que surge como efecto de la percepción del miedo. En el caso de que su nivel se eleve demasiado, puede transformarse en la causa del miedo. En este caso el efecto se transforma en causa. Pero este tipo de interacción circular entre miedo, ansiedad y pérdida de control sólo es típica de las fobias generalizadas. Y bueno, la verdad es que en un mundo social y humano tan complejo, con tantos retos y quiebres internos, externos, sociales: cómo no sentir miedo! Esto implica que trastorno fóbico no puede ser asimilado a un trastorno de ansiedad. Puesto que es un tipo de condición distinta que puede producir como efecto también un trastorno de ansiedad. O que, al contrario, puede ser también el producto de un trastorno de ansiedad. No obstante, al superponer las dos nos estamos olvidando de que la primera es una forma de percepción y la segunda es una reacción fisiológica. Esto es fundamental entenderlo, en tanto que, si ansiedad y miedo fueran lo mismo, para extinguir un miedo debería ser suficiente reducir la reacción ansiosa de las personas. Pero como Damasio y Gazzaniga (1999), dos de los mayores estudiosos en neurociencias, demuestran en sus experimentos, reducir la ansiedad de una persona puede inhibir sus reacciones, pero no altera sus percepciones y, en consecuencia, el miedo permanece. Entonces es común que los "tips" que las personas encuentran por ahí dicen que basta con cambiar su "mindset" o sus rutinas y que luego con "esfuerzo y casi que por arte de magia", la ansiedad va desapareciendo. Todo esto carece de profundidad, de responsabilidad y de verdad. Esto se explica por el hecho de que al inhibir la ansiedad la persona primero se siente mejor, pero luego, dado que la percepción del miedo sigue existiendo y extendiéndose, llega a la pérdida total de control. Y conduce a la desconfianza en sus propios recursos, que se inhiben precisamente por inhibir las reacciones de ansiedad. En consecuencia, es necesario seguir el camino inverso: resolver el trastorno fóbico para reducir también las reacciones. O sea: cambiar las percepciones de la realidad del sujeto para cambiar sus reacciones, y no al revés. Entonces te invito a confrontar, profundizar y cuestionar tu marco de percepción, en espacios narrativos, sistémicos y creativos. Te espero en nuestros espacios de consulta y encuentro. Te abrazo y te espero en un café virtual y en nuestros Psicoprogramas. ¿Ya escuchaste nuestros episodios para aprender de tu sentir? Escúchalo aquí. Carolina Leguizamón M. Psicoterapeuta

  • Cómo hacer frente al estrés traumático

    El estrés traumático es una reacción normal a un evento anormal. Por lo general, los síntomas mejoran con el tiempo, pero las personas con síntomas más intensos pueden necesitar ayuda profesional. El inesperado colapso de Damar Hamlin en el Paycor Stadium de Cincinnati el 2 de enero de 2023 en la transmisión en vivo de Monday Night Football fue un evento traumático que afectó a una amplia franja de estadounidenses. Los jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano del equipo de Hamlin, los Buffalo Bills, y sus oponentes, los Bengals, así como una audiencia de decenas de millones, quedaron conmocionados y devastados porque al profundo de 24 años se le administró RCP en el campo después de sufrir un ataque cardíaco. arrestar. La forma en que las personas reaccionan y responden al trauma puede variar: Reacciones y respuestas comunes al trauma: Después de un evento traumático, las personas con frecuencia se sienten aturdidas, desorientadas o incapaces de integrar la información angustiosa. Una vez que estas reacciones iniciales desaparecen, las personas pueden experimentar una variedad de pensamientos y comportamientos. Las respuestas comunes pueden ser: Sentimientos intensos o impredecibles. La persona puede estar ansiosa, nerviosa, abrumada o afligida. También puede sentirse más irritable o malhumorada de lo habitual. Cambios en los pensamientos y patrones de conducta . Es posible que tenga recuerdos repetidos y vívidos del evento. Estos recuerdos pueden ocurrir sin motivo aparente y pueden provocar reacciones físicas como latidos cardíacos rápidos o sudoración. Puede ser difícil concentrarse o tomar decisiones. Los patrones de sueño y alimentación también pueden verse alterados: algunas personas pueden comer en exceso y dormir demasiado, mientras que otras experimentan pérdida de sueño y pérdida del apetito. Sensibilidad a los factores ambientales. Las sirenas, los ruidos fuertes u otras sensaciones ambientales pueden estimular los recuerdos del desastre y generar una mayor ansiedad. Estos “desencadenantes” pueden ir acompañados de temores de que se repita el evento estresante. Relaciones interpersonales tensas. Puede ocurrir un mayor conflicto, como desacuerdos más frecuentes con familiares y colegas de trabajo. También la persona puede volverse retraída, aislada o desconectada de sus actividades sociales habituales. Síntomas físicos relacionados con el estrés. Pueden ocurrir dolores de cabeza, náuseas y dolor en el pecho y podrían requerir atención médica. Las condiciones médicas preexistentes podrían verse afectadas por el estrés relacionado con el desastre. Lidiando con el estrés traumático: La buena noticia es que existen formas muy efectivas de sobrellevar y tratar los efectos estresantes del trauma. Lxs psicólogxs y otros investigadores han descubierto que estas acciones pueden ayudar: Apoyo en loss seres queridos. Identifica a amigos o familiares para que te apoyen. Si te sientes listx para hablar sobre el evento traumático, puedes hablar con ellxs sobre tu experiencia y tus sentimientos. También puedes pedirle a tus seres queridos que te ayuden con las tareas del hogar u otras obligaciones para aliviar parte de su estrés diario. Enfrenta tus sentimientos. Es normal querer evitar pensar en un evento traumático. Pero no salir de casa, dormir en exceso, aislarse de seres queridos y usar sustancias para escapar de los recuerdos no son formas efectivas a largo plazo de sobrellevar la situación. Aunque la evitación es normal, demasiada evitación puede prolongar el estrés y evitar que te recuperes. Poco a poco, trata de retomar una rutina. Priorizar el autocuidado. Recuerda que es normal tener una fuerte reacción ante un evento angustioso. Toma las cosas un día a la vez mientras te recuperas. A medida que pasan los días, tus síntomas deberían comenzar a mejorar gradualmente. Cuándo buscar ayuda No todo el mundo requiere tratamiento para el estrés traumático. La mayoría de las personas se recuperan con el tiempo o encuentran maneras para gestionarlo. Sin embargo, profesionales de la salud mental, como los psicólogxs, pueden ayudarte a encontrar formas saludables de sobrellevar las secuelas de un evento traumático. Si tu angustia está interfiriendo con tus relaciones, trabajo o funcionamiento diario, es posible que tengas un trastorno de estrés agudo o un trastorno de estrés postraumático (TEPT) . Lxs psicólogxs pueden proporcionar intervenciones basadas en evidencia para ayudarte a sobrellevar el estrés traumático o el trastorno de estrés agudo. Una de esas intervenciones pueden ser los Primeros Auxilios Psicológicos (PAP), originalmente diseñadas para ayudar a niños, adolescentes, adultos y familias después de un desastre o terrorismo. Ahora se usa para ayudar a las personas que han sufrido algún tipo de trauma. PAP se basa en la idea de que la angustia es normal después de un evento traumático. En lugar de tratar ese estrés como un trastorno, el enfoque de esta herramienta es brindar apoyo y asistencia y compartir información sobre las reacciones al estrés y las estrategias de afrontamiento. El objetivo de PAP es reducir la angustia y mejorar el afrontamiento y el funcionamiento, tanto a corto como a largo plazo. Otro tratamiento basado en la evidencia es la terapia conductual cognitiva, o CBT, que se usa para tratar muchos trastornos psicológicos, incluido el estrés traumático. La TCC es un tratamiento psicológico que ayuda a las personas a aprender a cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento inútiles. La Organización Mundial de la Salud recomienda la TCC centrada en el trauma para tratar los síntomas del estrés traumático agudo en adultos. Algunas investigaciones también sugieren que las personas que reciben TCC centrada en el trauma pueden tener menos probabilidades de desarrollar TEPT crónico . Además, se ha desarrollado una variedad de tratamientos para ayudar a los niños y adolescentes que han estado expuestos a traumas o eventos adversos en la infancia, como negligencia o abuso. Muchas de estas terapias se basan en la familia e incluyen a los padres o cuidadores del niño en el proceso de tratamiento. Si tu o un ser querido están luchando por recuperarse de un evento traumático, la terapia puede ayudar. Te abrazo y te espero en un café virtual y en nuestros Psicoprogramas. ¿Ya escuchaste nuestros episodios para aprender de tu sentir? Escúchalo aquí. Carolina Leguizamón M. Psicoterapeuta

  • 4 hábitos para priorizar tu salud mental

    No hay salud sin salud mental, y no hay salud mental sin las condiciones a nuestro alrededor que lo permitan y sostengan. No hay salud sin salud mental. A estas alturas, esta teoría la tenemos prácticamente asimilada, pero otra cosa es la realidad. No hay fórmulas mágicas para cultivar nuestra salud mental y te pido renunciar a buscarlas, porque la salud mental es en realidad salud BIOPSICOSOCIAL, es decir, no somos personas divididas ni la suma de las partes. Todas las condiciones que nos permiten experimentar bienestar están interconectadas y requerimos entender que más que buscar que estén en equilibrio, debemos procurar darle lugar, tiempo y espacio a sentir, pensar y narrar nuestras emociones, pensamientos, cuerpos y relaciones en una constante reflexión, cambio y trabajo alrededor de nuestras prácticas de cuidado de nuestra vida, nuestras vidas. En el último tiempo he estado viajando mucho, con varios cambios que a veces siento abrumadores y sin un momento de estabilidad alcanzable en el corto plazo, con lo cual he reafirmado las siguientes prácticas para priorizar mi salud mental que hoy te quiero compartir: #1. Agendar momentos de autocuidado Lo que no agendas no existe, le escuché a un colega hace unos meses y me quedó retumbando. No se trata de autoexplotarme, si en definitiva no encuentro el tiempo para caminar, escribir, gritar o tener esa charla con mi amiga, pues ni modo, hoy no será. Lo cierto es que en pleno uso de mi sensatez, debo agendar momentos de autoconexión porque de otra manera nadie me los dará, incluso así ese alguien tenga las mejores intenciones. Cuidarnos no debería ser un extra, pero con el frenesí del día a día suele pasar que lo dejamos para el final del día, con el consiguiente riesgo de que ese ‘momento para mí’ nunca llegue. Ese autocuidado/descanso no tiene por qué ser en forma de grandes planes, simplemente son pequeños placeres: leer, un automasaje, una meditación, ejercicio, comer algo rico…Así mismo ATENCIÓN con algo: El autocuidado puede basarse en prácticas activas (movimiento, actividades, charlas, arte, salidas, etc) o pasivas (dormir, reposar, estar en silencio, abstraerse del mundo, contemplar) y aún más importante: El autocuidado no es un culto al "Yo", por lo que autocuidarnos auténticamente se basa en tener relaciones que con honestidad, ternura y respeto nos recuerden que nuestro cuerpo, mente, emociones, sentir y dolor, es legítimo y merece respeto y espacios de dedicación. #2. No sentirme mal cuando decida autocuidarme Tengo que decir que para muchas personas, especialmente para las mujeres, autocuidarse resulta un lujo, debido a las considicoines sociales, culturales y de opresión e inequidad en las que viven; así mismo, para muchas mujeres, pensar y hacer prácticas de autocuidado las pone en riesgo porque son culpadas, juzgadas, criticadas o excluidas en sus relaciones cercanas. La culpa es una experiencia socioemocional necesaria de abordar y trabajar cuando pensamos en el autocuidado auténtico. Así que si tú como yo has pasado por momentos en donde piensas que el autocuidado es un "lujo" o que cuesta mucho, es importante que empieces a cuestionar el tipo de relaciones en las que te encuentras y procures contar con manos seguras, honestas y confiables que te permitan pensar en dónde aprendiste a dar sin recibir y quién probablemente se ha beneficiado de eso por encima de tu propio bienestar. #3. Dejar cosas sin hacer Para quienes me conocen esta es la más difícil de todas las actividades a agendar para autocuidarme. Me cuesta no hacer. Con el tiempo he logrado pensar más y gestionar de manera efectiva mis neurosis, pero sigo en el camino de aprendizaje para obligarme a parar todos los días como mínimo media hora. En eso voy. No se trata de procrastinar como forma de vida –aplazar cosas para mañana como norma no es bueno para la salud mental–, pero sí de aligerar los ‘tengo que’ de la agenda y saber qué cosas se pueden dejar de hacer en favor de nuestro bienestar. Tal y como me explicó la psicóloga Lucía Morales, es distinguir las tareas prioritarias que no se pueden dejar de hacer –lo urgente se vuelve prioritario si no se resuelve a tiempo– de aquellas que pueden esperar. #4. Desconectar para conectar Me cuesta desconectar cuando llego a casa, durante el fin de semana o en unas vacaciones, pero mi propósito es aprender a desconectar en esos momentos. Y un primer paso para lograrlo es guardar el móvil al llegar a casa (siempre que sea posible) y centrarme en los míos. Además, teniendo en cuenta que la hiperconectividad provoca insomnio, irritabilidad, mal humor, falta de energía y agotamiento mental, parece necesario poner límites a esa conexión permanente a las pantallas. Leer más y mirar menos Instagram es también otra manera de lograrlo. Además, tal y como afirma Ixi Ávila, “al descansar aumentarás tu productividad. Es mejor trabajar dos horas al 100% que cinco al 30%”. Y desconectar también es descansar. Cuéntame: Tienes alguna otra actividad sugerida? Te abrazo y te espero en un café virtual y en nuestros Psicoprogramas. ¿Ya escuchaste nuestros episodios para aprender de tu sentir? Escúchalo aquí. Carolina Leguizamón M. Psicoterapeuta

Ver todas

Otras páginas (42)

  • Recursos GRATIS | Ella Migra

    DESCARGA TU REGALO Tus herramientas GRATIS para aumentar tu bienestar. Porque estar bien, no tiene que costar. ¿Tienes Ansiedad? Haz esta Autoevaluación y descubre cuánta Ansiedad estás soportando. ​ Empieza a dar los primeros pasos para dejar ir tu malestar. Obtén tu regalo ¿A qué le das vueltas? Sigue esta guía y deja de perderte dentro de tu propia cabeza. ​ Aprende como enfocar tus pensamientos para entender tu mente. Descarga tu guía

  • Aprende de tu sentir | Podcast de Ella Migra

    EL PSICOPODCAST Dedicado a reflexionar, conversar y dar herramientas para encontrar nuestro bienestar emocional. ¿QUÉ ES APRENDE DE TU SENTIR? Si tienes dudas, comentarios, inquietudes o nos quieres compartir tu anécdota acerca de cualquier tema, escríbenos un e-mail a: ellamigrapsicoterapia@gmail.com ¿HAY EMOCIONES BUENAS O MALAS? Al consultorio de Carolina Leguizamón llegan como esta varias dudas sobre nuestro sentir y cómo interpretarlo. ​ Para responder cada una de esas preguntas a profundidad te traemos este Pódcast, el "Psicopodcast de Ella Migra". ​ Porque puede que también te hayas preguntado: ​ ¿Qué es el trauma? ¿Cómo hablar de violencia sexual?, o ¿Cómo alcanzar el bienestar mental? ​ Si es así, llegaste al lugar correcto. Aprender de tu sentir y sentir para aprender con herramientas fáciles para temas difíciles ♥ ¿QUIERES MÁS? HAZ CLICK AQUÍ

  • Ella Migra | Aprende de tu sentir | Salud, bienestar y Autoestima

    TU BIENESTAR ES 24/7 Aprende de tu sentir a tu ritmo y cuando tú puedas accediendo a los #PsicoRegalos . QUIERO EMPEZAR AHORA EMOCIÓNATE encontrándote con tu salud PARA TEMAS DIFÍCILES, HERRAMIENTAS FÁCILES: ​ ​ Mejorar tu vida cotidiana es más fácil cuando lo haces acompañada. ​ Imagina un espacio en el que vas a estar segura y podrás empezar con: ♥ Tu sanación, ♥ Tu autocuidado, y ♥ Tu autoconocimiento. COMIENZA A SANAR ESCUCHA EL PODCAST APRENDE DE TU SENTIR ESTÁS EN EL LUGAR CORRECTO. Llegaste aquí y no es coincidencia. Vas a aprender a: ​ ♥ Integrar tu Mente-Cuerpo-Emociones para entender y atender tu salud mental. ​ ♥ Crear tu propio kit del bienestar para desarrollar tu inteligencia emocional. ​ ♥ Conocerte mejor para trazar y alcanzar tus propias metas. ​ Date tiempo para reflexionar. Escucha el #Psicopodcast para empezar: 'Aprende de tu sentir ' en YouTube o en Spotify ¿QUÉ HACEMOS? Tratamos las diversas manifestaciones de la Ansiedad y la Depresión. ¿CÓMO LO HACEMOS? Integramos tu sentir desde el cuerpo, la mente y las emociones. ¿CÓMO EMPEZAR? Tú escoges cómo, cuándo y dónde empezar . Bien sea individual o en grupo, digital o presencial, en audio o en texto. EMPIEZA POR AQUÍ HACIENDO VIRAL LA EMPATÍA ¡HOLA, SOY CAROLINA! Como psicoterapeuta, desde la perspectiva sistémica te invito a liberarnos del malestar emocional en situaciones relacionadas con: Sentimientos de Ansiedad Duelo y Procesos migratorios Autoestima y autocuidado CONOCE MI HISTORIA SIENTE PARA APRENDER Descifra los mensajes de tus emociones para permitirte aliviar tu malestar y vivir mejor. ​ En Ella Migra nuestro objetivo es acercarte a tu salud mental haciendo viral la empatía. ¿Te animas a dar los primeros pasos hacia tu bienestar emocional? SI QUIERO ¿Buscas contenido GRATIS sobre salud mental? ADQUIERE TU REGALO ¿Buscas informarte sobre tu bienestar emocional? ACCEDE AL BLOG ¿Te gustaría fortalecer tu salud mental? OBTÉN TU PROGRAMA ¿Te gustaría entender y gestionar tus emociones? CUÉNTAME TU CASO Mujeres latinas líderes TAMBIÉN NOS HAS VISTO EN... ​ EMIGRA Y EMPRENDE CEDAVIDA COLOMBIA Kuve Alemania EMIGRA Y EMPRENDE 1/14 COLABORA CON ELLA MIGRA UN VIAJE HACIA EL BIENESTAR EMOCIONAL "[...] si logras desprenderte de todo aquello que creías cierto (prejuicios, personas, cánones de belleza, estereotipos, cuentos de hadas sobre el romance, necesidades, grupos, apegos, dependencias, creencias) y te pones al frente de lo que te ha querido dominar, te adentrarás en un viaje sin retorno para la grandeza y luminosidad creativa en tu vida, relaciones y sociedad. ​ Ese viaje no siempre será cómodo, sin embargo, traerá consigo la dulzura que ninguna experiencia o riqueza podría ofrecerte". ​ ​ - Carolina Leguizamón M. Psicoterapeuta. OPINIONES DE NUESTRA COMUNIDAD "[...] han sido espacios diferentes a cualquier otra cosa que haya vivido. Me permitieron explorar y vivir mi cuerpo y mis emociones para llevarlas a crear conversaciones empoderantes sobre mí misma, sobre mis relaciones y sobre la relación con otras mujeres. [...]" — Catalina Valbuena, Colombia CONOCE MÁS OPINIONES

Ver todas
bottom of page