Encuentros para personas y familias migrantes. 

A lo largo de 2019 desarrollamos alrededor de 10 encuentros con familias y mujeres hispanohablantes que en su condición de inmigrantes o expatriadas, transitan por los retos de adaptación e integración cultural, así como del desarrollo de un proyecto de vida personal y familiar, que les permita abrazar el presente, potenciar sus habilidades y abrirse a nuevas posibilidades de encuentro, abundancia y desarrollo.

Para 2020 empezamos con dos encuentros presenciales con asociaciones de comunidades migrantes en Alemania, y nos sumamos a redes como Integración Latina en Alemania, Comunidad Autana en Venezuela y países del Sur de América y Mujer Sustentable en Chile. He hecho alianzas con grupos en Holanda, Colombia, Suiza y Canadá, y proyectamos seguir llegando de manera voluntaria y profesional a comunidades de migrantes, refugiados(as), exiliados(as) y expatriados(as) que nos permitan tejer paz, salud mental, hablar de duelo migratorio, intervenir en el estrés aculturativo, promover el bienestar emocional e integración multicultural afectiva y efectiva y ante todo: ¡Hacer viral la empatía! 

 

Migrar es expandir el alma, alentar la creatividad, fortalecer nuestra visión, reconocernos en transformación y sobrepasar lo imposible.